Inicio / Protege tu empresa / Blog / Alertar vs. asustar

Alertar vs. asustar

Publicado el 25/03/2008, por Antonio Ramos García

Hace unos días, concretamente el 19 de febrero, tuve la oportunidad de compartir con empresari@s de Palencia una jornada sobre Seguridad de la Información en el marco de un GlobalTech organizado por AETICAL.

Como comenté en su momento, mi intervención versó sobre "La gestión de incidentes y los Planes de Continuidad de Negocio". Al margen de resaltar la importancia que tienen los sistemas de información como piezas clave en los procesos de negocio de, cada vez, un mayor número de empresas / organizaciones, nos centramos en la necesidad de planificar la respuesta ante incidentes y de apoyarse en especialistas en seguridad para poder gestionar este tipo de situaciones.

Creo que conseguimos nuestro propósito de divulgar la importancia de considerar la seguridad en la utilización de los Sistemas de Información igual que consideramos la seguridad en la utilización de cualquier otra herramienta implicada en el proceso productivo. Al fin y al cabo, solo se trata de aplicar la misma lógica que utilizamos en el "mundo real" en el "mundo digital". Evidentemente, es una cuestión de tiempo y de concienciación de todos los actores pero, hay que aprovechar cada oportunidad que tenemos, para avanzar en esta tarea de "evangelización".

Pero, antes de acabar, me gustaría resaltar una matización que realizó Pablo Pérez, Gerente del Observatorio, al finalizar la jornada en respuesta al comentario de uno de los asistentes. Básicamente, esta persona se confesaba asustada como resultado de lo que había oído durante la jornada, pero Pablo matizó correctamente: Lo que esa persona estaba no era asustada, sino alertada sobre las consecuencias de un mal uso o de la no-protección frente a los riesgos a los que se encuentran expuestos los sistemas de información.

En definitiva, no es lo mismo alertar que asustar. Y lo que nos corresponde como expertos (?) en esta materia siempre es alertar y nunca, nunca, asustar.

Etiquetas: