Inicio / Protege tu empresa / Blog / Aspectos legales de la reputación y la identidad online

Aspectos legales de la reputación y la identidad online

Publicado el 16/03/2016, por INCIBE
Aspectos legales de la reputación y la identidad online

Recientemente hemos lanzado una campaña publicitaria no demasiado acertada y, en Internet, están cebándose con ella, con la empresa y con la imagen de la empresa.

Hace un mes se despidió a un empleado en la empresa y éste, ni corto ni perezoso, empezó a publicar en redes sociales informaciones inciertas, soeces e insultantes contra nuestra empresa. Tenemos que hacer algo.

Tenemos un servicio de pago de consulta de datos estadísticos y hemos sufrido una brecha de seguridad. Se han hecho públicos datos de clientes y no sabemos qué hacer.

Son comentarios reales de empresarios que nos preguntan cómo les ampara la ley ante estas situaciones.

Para responderles hemos desarrollado la guía de identidad online. Dentro de ella encontramos una sección entera relativa a los aspectos legales que entran en juego de una forma sencilla alejada de tecnicismos jurídicos.

En este post vamos a hacer un pequeño resumen de las leyes relacionadas con los la identidad y la reputación online de las empresas.

Algunas particularidades

La empresa que haya visto dañada su reputación online tiene a su disposición una serie de herramientas que la legislación española contempla para que su imagen se vea reparada.

La normativa que afecta a la reputación online no difiere sustancialmente de la que trata de la imagen y reputación corporativa en el mundo real. La Red, en este sentido, no altera el contenido esencial de los derechos de las empresas.

Sin embargo, sí existen particularidades específicas derivadas del entorno online que hay que tener en cuenta a la hora de gestionar la reputación de una empresa:

  • El daño derivado del ataque a la reputación de una empresa es difícilmente reparable por completo, máxime cuando el ataque se realiza a través de Internet. La difusión de una información publicada en la Red no tiene límites y, aun en el caso de que la información en cuestión sea retirada (por contravenir los derechos de la empresa), siempre habrá copias, pantallazos o descargas realizados antes de la eliminación.
  • La ocultación de un incidente o de cierta información en Internet puede resultar contraproducente, ya que ésta acaba siendo más divulgada ante el conocimiento de que se intenta esconder, recibiendo mayor publicidad de la que habría tenido si no se la hubiese pretendido acallar.

Teniendo en cuenta estos dos aspectos, es necesario saber que existe una serie de leyes en las que se puede amparar cuando vea afectada su reputación online.

Derecho al honor de las empresas y acciones legales para su defensa

La Constitución española, reconoce el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

El tribunal Constitucional incluye a las empresas y organizaciones entre los titulares del derecho al honor y reconoce expresamente que: «la persona jurídica también puede ver lesionado su derecho al honor a través de la divulgación de hechos concernientes a su entidad, cuando la difame o la haga desmerecer en la consideración ajena».

Por tanto, las empresas y organizaciones, en defensa de su derecho al honor, pueden iniciar acciones jurídicas para solicitar la retirada de Internet de informaciones que produzcan un perjuicio a su reputación.

En la mayoría de las ocasiones nos encontraremos ante casos donde entran en conflicto por una parte, el derecho al honor de la empresa cuya reputación ha sido dañada, y por otra parte el derecho a la libertad de expresión, también recogidos en la Constitución española, que es en los que se ampararía al autor de las publicaciones.

Así, las empresas pueden recurrir a normativa específica para salvaguardar su imagen.

En concreto, y de manera no exhaustiva se comentan tres leyes:

LSSI-CE

Esta ley regula las responsabilidades de los prestadores de servicios (ISP). Hay que tener en cuenta que actúan como intermediarios en las comunicaciones, por lo que se les puede atribuir responsabilidad civil por intromisiones al derecho al honor.

La ley no solo se centra en prestadores de servicios de Internet (ISP), sino también regula a los prestadores de servicios de alojamiento o almacenamiento de datos. Como tales se puede por tanto considerar cualquier web/empresa que almacene datos de cualquier tipo de sus clientes en sus servidores.

A este respecto, el artículo 16 de esta ley exime de responsabilidad a los prestadores de servicios ante un incidente siempre que:

  1. No tengan conocimiento efectivo de que la actividad o la información es ilícita o lesiona bienes o derechos de un tercero susceptibles de indemnización o,
  2. sí lo tienen, actúen con diligencia para retirar los datos o hacer imposible el acceso a ellos.

Por tanto, queda claro que, ante un incidente de seguridad es muy importante actuar de una forma rápida y avisar a la AGPD de lo acontecido. 

Ley de Competencia Desleal y Ley de Marcas

Estas leyes tienen por objeto la protección de la competencia en interés de todos los que participan en el mercado. A tal fin establecen la prohibición de los actos de competencia desleal.

Los ataques al honor de la empresa se ven afectados por la Ley de Competencia Desleal en casos de utilizaciones fraudulentas de nombres de dominio. En otros casos, se ha aplicado la Ley de Marcas, por la utilización de los nombres de dominio en relación con el signo distintivo afectado.

Derecho al olvido de las empresas

El derecho al olvido es la facultad de una empresa o individuo de obtener la eliminación de una determinada información, particularmente en el contexto de Internet.

Basta con poner el nombre de una empresa entre comillas en un buscador y éste ofrecerá un completo perfil de la información que sobre dicha empresa circula en la Red, ya sean buenas o malas noticias.

En Europa, desde 2014 los buscadores tienen la obligación de eliminar de sus listas de resultados aquellos enlaces que violen ciertos derechos de una empresa, a petición de ésta.

Desde esta fecha Google proporciona un formulario que permite solicitar la eliminación de los datos personales que Google mantiene en sus bases de datos.

La UE recientemente ha aprobado una nueva norma de protección de datos, de aplicación directa en los estados miembros, por la cual los usuarios tendrán derecho a rectificar los datos que les afectan que sean incorrectos y las empresas están obligadas a notificar a sus clientes cualquier brecha de seguridad que pueda haberles afectado.

Además, si una persona pide el borrado de sus datos, la empresa debe remitir la petición a otros sitios donde esta información se haya replicado.

En Enero de 2015 la Audiencia Nacional reconoció por primera vez el derecho al olvido en España. Este derecho a la protección de datos no ampara exclusivamente a las personas físicas, aunque las empresas que quieran que se retire una información sobre ellas solo podrían hacerlo si esa información vulnera su derecho al honor. 

Cierre

Estas son algunas de las leyes que amparan a las empresas ante incidentes en los que la identidad y la reputación de la empresa se ven afectadas.

Ciberseguridad en la identidad digital y la reputación online. Una guía de aproximación para el empresario

Sin embargo hay que tener claro que muchas veces no es necesario recurrir a las acciones legales y hay una serie de trucos que nos puede servir para que un incidente de seguridad que puede afectar seriamente nuestra imagen de marca, llegue incluso a ser beneficioso para nuestro negocio.

En la guía de identidad y reputación online, hablamos más sobre ello, ¡¡no os la perdáis!!