Inicio / Protege tu empresa / Blog / Entrevista con ..... Manuel Broseta Presidente del despacho BROSETA Abogados

Entrevista con ..... Manuel Broseta Presidente del despacho BROSETA Abogados

Publicado el 12/11/2014, por INCIBE
Entrevista con ..... Manuel Broseta Presidente del despacho BROSETA Abogados

Presidente del despacho BROSETA Abogados, Manuel Broseta es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster en Derecho Europeo por el Colegio de Europa de Brujas (Bélgica). Ha recibido diversos cursos de Postgrado, entre otros, en la Universidad de Georgetown (Estados Unidos), King’sCollege (Londres) y Harvard (Estados Unidos), así como cursos de doctorado en la Universidad Central de Barcelona y Complutense de Madrid. Ha sido Profesor Asociado de Derecho Mercantil en la Universidad de Valencia desde 1996 a 2000.

Manuel Broseta es miembro de la Cámara de Comercio Francesa Manuel Broseta Presidente del despacho BROSETA Abogadosy de la Corte de Arbitraje de Valencia. Letrado Asesor y Secretario o Vicesecretario de diversas grandes empresas, tanto públicas como privadas. Consejero de la Asociación para el Progreso de la Dirección. Miembro de la Asociación Valenciana de Empresarios.Presidente de la Fundación Conexus y del Consejo Social de la Universidad de Valencia.

Jefe de la asesoría jurídica de la Bolsa de Valencia. Premio al mejor abogado “40 under 40”, concedido por la Revista Iberian Lawyer en su primera edición, 2007. Miembro del Club Español de Arbitraje, desde enero de 2008. Seleccionado como profesional destacado en Corporate and M&A en la publicación BestLawyers 2009, 2010, 2011, 2012 y 2013. Premio al Liderazgo en Servicios Profesionales concedido por la publicación Economía 3 en su edición 2009.

Fundada en 1975, BROSETA es una Firma de referencia en el sector legal caracterizada por su implicación y compromiso con la calidad y la excelencia en el servicio al cliente.

Con oficinas en Madrid, Valencia y Zúrich, BROSETA lidera además una Alianza de firmas legales en Iberoamérica, y ha desarrollado una amplia red internacional de colaboradores. La firma está integrada por un equipo de más de 90 abogados especializados que ofrece asesoramiento jurídico en las principales áreas del Derecho y que ha realizado operaciones en más de 35 países en todo el mundo.

 

1.    Como para cualquier otra organización, la información corporativa de su empresa tiene un valor muy alto. ¿Qué incidencia tiene la seguridad de esa información en el funcionamiento cotidiano de su despacho?


Tiene una incidencia máxima, y desde muchos puntos de vista: la confidencialidad es un valor que debe distinguir el trabajo de un buen despacho de abogados, y no podemos correr ningún riesgo en ese ámbito. Trabajamos en áreas como el arbitraje empresarial, las fusiones y adquisiciones de empresas, asesoramos en operaciones de financiación de proyectos, refinanciación y mercado de capitales, nacional e internacional, reestructuraciones empresariales,… como puede ver, la seguridad y la confidencialidad van asociadas a nuestro trabajo. Nuestros clientes son nuestro bien más preciado, y la protección de su información es un factor clave para nosotros.

2.    ¿Qué medidas ha tomado su empresa en esta línea?

Nosotros hemos sido coherentes con la responsabilidad y seriedad con la que tratamos y protegemos la información de nuestros clientes en todas las áreas de práctica del despacho. Me gustaría destacar una línea de actuación que considero fundamental. Como bien sabe, los abogados estamos sujetos al deber de secreto profesional, y es un deber que cualquier abogado interioriza e integra en sus principios desde sus primeros años universitarios. Nosotros hemos trabajado mucho en complementar esa obligación, que está muy arraigada en el profesional del derecho, con la formación y la concienciación en las buenas prácticas y hábitos en materia de seguridad. Las ventajas que introduce el uso de la tecnología y la movilidad traen también riesgos que hay que conocer para no incurrir en errores. Nosotros invertimos en la seguridad perimetral de nuestra red, no trabajamos en la nube para garantizar el control de esta seguridad y nuestras comunicaciones móviles de voz y datos usan el doble sistema de seguridad de Blackberry, al que también se le aplica los mismos filtros.
La interconexión de nuestras sedes (Madrid, Valencia y Suiza),  la seguridad de nuestra red, de nuestras comunicaciones y de las comunicaciones con nuestros cliente tienen protección total. Estas competencias las desarrolla nuestra Área de Informática y Sistemas.

3.    En su opinión, ¿Cómo se debe enfocar desde la dirección de una empresa la adopción de las medidas de seguridad adecuadas para proteger la información corporativa?

Como le decía, BROSETA cuenta con un equipo de profesionales propio para la gestión de nuestros sistemas, pero también hay que recurrir a los especialistas externos. Contamos con los servicios de una consultora especializada en temas de ciberseguridad, que monitoriza y gestiona la seguridad de nuestra red. En este ámbito hay que tomar medidas yser muy riguroso para poder dormir tranquilo.

4.    De un tiempo a esta parte, la vertiente legal de la seguridad ha acaparado un gran protagonismo, no sólo por el cumplimiento de la LOPD o la LSSI, sino en aspectos como los delitos contra la propiedad intelectual, los robos de información, el blindaje contractual de la confidencialidad, etc. ¿Qué servicios ofrece su despacho en esta línea, y cuáles cree que van a tener más protagonismo a corto plazo?

BROSETA comenzó siendo un despacho especializado en el área mercantil, y mantenemos una base mercantil importante. De hecho, el 40% de nuestra facturación proviene de esa división. Pero hemos evolucionado hacia un bufete multidisciplinar. Los servicios legales que ofrece el despacho han evolucionado con el tiempo, adaptándose a las necesidades de las empresas y las organizaciones en nuestro sector de negocio. Y una de las áreas de trabajo en las que estamos detectando una mayor demanda por parte de nuestros clientes es en el sector del derecho informático, el outsourcing de servicios y el comercio electrónico.También nuestros especialistas prevén un aumento de la demanda de servicios relacionados con la propiedad intelectual e industrial y la protección de datos.
Hemos invertido mucho en la formación de nuestros profesionales en este sentido y están preparados para estos nuevos retos, contamos con un equipo especializado y con un profundo conocimiento en áreas como los servicios de la sociedad de la información, el uso de las redes sociales por parte de las empresas, la publicidad y el mercado audiovisual. En BROSETA hemos apostado muy fuerte por estas líneas de trabajo.

5.    ¿Cree que sus clientes están cambiando su percepción de la importancia de la ciberseguridad en sus empresas?

La mayoría lo está haciendo ya y de una manera notable. Estamos percibiendo un cambio importante en el nivel de preocupación de las empresas, y no sólo en nuestros grandes clientes. Hay sectores de negocio en los que el nivel de riesgo es muy importante.
Estamos notando un incremento notable en la demanda de servicios relacionados con la protección de los activos intangibles como marcas, nombres de dominio, diseños, know-how, con contratos de transferencia de tecnología y cesión de derechos, o con el derecho de uso de nombres de dominio, por citar sólo algunos ejemplos.

6.    ¿Qué responsabilidades tienen las empresas en relación con una adecuada gestión de la seguridad en sus organizaciones?

Pues mayor de lo que muchasveces se cree. Y no estamos hablando sólo del cumplimiento de la legislación vigente en materia de protección de datos, que ya está formando parte de la cultura de la seguridad, sobre todo en las empresas con un nivel de exposición alto al incumplimiento de esta legislación.
La reforma del Código Penal ha introducido nuevos riesgos para las organizaciones. Ahora las empresas, como personas jurídicas, cuando analizan los mapas de riesgos que afectan a sus negocios, deben contemplar también los riesgos de tipo penal y reputacional a los que se exponen cuando, por ejemplo, hablamos de delitos relacionados con la propiedad intelectual o industrial, o cuando se produce un uso inadecuado de sus sistemas de información. ¿Qué pasa si un empleado está llevando a cabo una actividad ilícita utilizando un ordenador de la empresa? ¿Estamos contemplando estos riesgos? ¿Hemos implantado las medidas de seguridad adecuadas en nuestra organización? ¿Qué responsabilidad tenemos en ese ámbito? Los cambios en los usos y en el comportamiento de las organizaciones en relación con el uso de internet y de las tecnologías en general introducen nuevos riesgos que deben de ser analizados también desde el punto de vista legal.