Inicio / Protege tu empresa / Blog / Esta perfumería decidió dar el salto al siglo XXI, descubre cómo lo hizo

Esta perfumería decidió dar el salto al siglo XXI, descubre cómo lo hizo

Publicado el 01/02/2016, por INCIBE
Esta perfumería decidió dar el salto al siglo XXI, descubre cómo lo hizo

¿Eres de los que tienes un comercio minorista de toda la vida? ¿Has evolucionado tu negocio a los nuevos tiempos? Internet, las redes sociales y el comercio electrónico les brinda enormes posibilidades y pasar de desde vender en el barrio de siempre hasta la calle más recóndita de Paris.

En el video que os presentamos, los dos hijos de Juan González, que había abierto una perfumería en el centro en los años 40, decidieron evolucionar el negocio junto con las nuevas tecnologías. Aunque regentaban una segunda perfumería en la ciudad y habían conseguido hacerse un nombre en la ciudad, se dieron cuenta de que el negocio estaba de capa caída y había que darle un impulso. Disponían de un nombre de marca, ganado con tanto esfuerzo por sus padres y sus abuelos que debían de adaptarlo a los nuevos tiempos.

perfumería antigua

Crearon una página web, a través de la cual pudieran fomentar la venta de los perfumes y fragancias que almacenaban en sus estanterías.

Su primera decisión de peso consistió en dónde albergar la página web. Puesto que disponían de una zona libre en el sótano, pensaron que lo mejor sería que el servidor estuviera en su propio establecimiento. Sin embargo, como no podían estar 24 horas al día y 365 días al año al tanto del servidor, además de tener que hacer obras para adaptar la zona, decidieron contratar el almacenamiento de la página web y su diseño a una empresa externa.

Los dos conocían, tras muchos años de experiencia, cómo generar confianza desde el mostrador, pero ¿Cómo se genera esta confianza desde una web? Consultando a su experto tecnológico éste les dijo que para garantizar la confidencialidad y la integridad, lo mejor era comprar un certificado digital para la web a una autoridad de certificación. A partir de ese momento todo el tráfico de su red pasó a ser cifrado y su web pasó a ser un sitio confiable.

Otras formas que utilizaron para generar confianza entre sus clientes fue dejar por escrito bien clarito en la web todo el proceso de compra, las condiciones que lo regulan, las condiciones de devolución, el sistema de resolución extrajudicial, etc.

Y puesto que iban a comerciar a través de la página web, también tuvieron que cumplir los requisitos establecidos por las diferentes leyes que regulan el comercio electrónico en España: la LOPD y la LSSI.

No les importó lo más mínimo, puesto que lo vieron como una medida más para generar la confianza desde su nuevo mostrador: su web. Además, resultaron ser medidas bastante simples de implantar. Tuvieron que poner un aviso legal, donde informaban sobre el funcionamiento de las cookies, y sobre cómo podían los clientes eliminar sus datos almacenados si lo deseaban y el resto de información que solicitaba la LSSI.

Tras estas simples medidas los clientes ya podían comprar sus productos a través de la página web. El siguiente paso consistió en hacerle saber al mundo que ya estaban conectados al siglo XXI. Y en ésta fase están.

Los hermanos que regentan la tienda están muy contentos con la web. Gracias a las medidas de seguridad implantadas las compras se pueden hacer de una forma segura, pero lo que más les gusta es que la web genera confianza a sus clientes, los pedidos no han parado de crecer y los clientes se sienten satisfechos.

Este es un ejemplo real de los beneficios que la aplicación de medidas de seguridad en tu página web puede suponer para tus negocios. No escatiméis en inversión para securizar vuestra web si queréis usarla como vuestro escaparate, vuestro mostrador de cara a vuestros cliente online. No os arrepentiréis. Recordad, el objetivo es convertirse en una #PYMESegura.