Inicio / Protege tu empresa / Blog / Este ciberdelincuente nos explica su «modus operandi»

Este ciberdelincuente nos explica su «modus operandi»

Publicado el 11/12/2015, por INCIBE
Este ciberdelincuente nos explica su «modus operandi»

Este es un país muy de pymes. El 99,9% de las empresas españolas tienen menos de 250 empleados. Son algo más de tres millones. Pero somos aún más de microempresas. De todas las pymes sólo un 7% son pequeñas y medianas, es decir, que el resto, casi tres millones, son microempresas que tienen de 1 a 9 empleados o no tienen ninguno. Estos son datos del informe «Retratos de las pymes 2015» publicado por la Subdirección General de Apoyo a la pyme del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

No es nada nuevo que buena parte del tejido empresarial español tiene nombre de microempresa (con o sin asalariados). Pero además son también las empresas que menos se preocupan de la ciberseguridad. Como muestra un dato: sólo un 10% de ellas tiene política de seguridad. Vamos que son muchas y poco protegidas.

Las pymes más grandes están algo más concienciadas, pero no demasiado. Se podría decir que: cuanto más pequeñas más descuidadas con su ciberprotección. Estáis pensando que no usan tanto la tecnología, pero eso no es del todo cierto. ¿Cuantas no tienen Internet? ¿Cuantas no usan una tableta o un smartphone? La brecha digital entre las pequeñas y las grandes se está acortando y… ¡lo sabes!

Este es un hecho que conocen bien los ciberdelincuentes. Por eso las pymes, y en particular las microempresas, se convierten en un objetivo fácil. Ya pero… ¿qué tienen de valor? En un post reciente os contábamos lo que hacen con los datos robados y… estad seguros que es un negocio muy rentable. Conocéis el dicho: «muchos pocos hacen un mucho».

En este video un ciberdelincuente nos da algunas pistas de cómo las empresas descuidadas o imprudentes hacen para que él pueda, de forma cómoda y sencilla, robar información corporativa y pedir un rescate, robar tarjetas de crédito o infectar ordenadores.

Falta de concienciación en seguridad, incautos que pican con técnicas de ingeniería social, contraseñas muy fáciles de adivinar, aplicaciones sin configurar, dispositivos móviles sin proteger o el uso indiscriminado de wifis públicas, son algunas de las facilidades que les damos.

Ya sabes que es importante estar protegido, conocer las técnicas de los ciberdelincuentes para no caer en sus trampas, ponérselo difícil actualizando el software y utilizando contraseñas seguras, configurar las opciones de seguridad y privacidad de las aplicaciones y utilizar con precaución móviles y conexiones inalámbricas.

¿A qué esperas para evitar que se hagan ricos a tu costa?