Inicio / Protege tu empresa / Blog / ¿Quieres tener el control de lo que publicas? Usa la licencia adecuada

¿Quieres tener el control de lo que publicas? Usa la licencia adecuada

Publicado el 02/06/2014, por INCIBE
¿Quieres tener el control de lo que publicas? Usa la licencia adecuada

La cantidad de información en Internet cada día es mayor, y el número de personas que accedemos a ella aumenta día tras día. Actualmente lo más normal es que cualquier tipo de información que necesitemos la busquemos en Internet por lo que se trata de un bien que alguien ha creado.

Cuando construimos un sitio web para nuestra organización ofrecemos información. En algunas ocasiones simplemente son nuestros productos o servicios, pero en otros casos compartimos guías, informes, artículos o fotografías que dan un valor añadido a la empresa y a la página web. Los recursos que compartimos en Internet están sujetos a las limitaciones que los propios autores o responsables hemos impuesto. Son los llamados derechos de autor, legislados en el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual 1/1996 y son un derecho fundamental.

En general desconocemos los distintos tipos de licencia que podemos aplicar a nuestra información. En este artículo queremos dar a conocer los tipos de licencias existentes y sus fundamentos básicos para garantizar los derechos de autor de la información que publicamos. El tipo de licencia de los recursos que compartimos lo deberemos dar a conocer en nuestro sitio web para que los visitantes conozcan las condiciones de uso de los mismos.

Hay tres grandes tipos de licencias: las cerradas, las abiertas y las de dominio público.

Licencias cerradas: Copyright, es la licencia más conocida y es la base del derecho de autor. En este tipo de licencias solo el autor puede utilizar la obra creada, y si un tercero desea utilizarla debe pagar por ella. Una vez adquirida la obra no se podrá distribuir ni hacer obras derivadas sin autorización expresa del creador. Este tipo de licencia solo permite dispone la obra para uso personal. Por tanto todo aquel que quiera hacer uso de nuestra obra o publicación deberá solicitarlo y deberemos darle permiso expreso para ello. Logo copyright

Licencias abiertas: Con el auge de Internet y la facilidad de compartir la información, este tipo de licencia está en plena expansión. Las más conocidas son las licencias copyleft : respetando los derechos de autor, permite que la obra se pueda distribuir y copiar, debiendo disponer de los mismos derechos las versiones modificadas. Este aspecto comenzó a ser utilizado en las comunidades donde se desarrollaba software libre cuyo objetivo es tener la máxima difusión y el compartir y mejorar las aplicaciones.

Copyleft

Las otras licencias abiertas son las llamadas creative commons. Estas son licencias que ofrecen algunos derechos a las personas que quieren hacer uso de la información. Estos derechos pueden ser:

Logo creative commons
  • Reconocimiento (Atributtion). Debemos reconocer a quién corresponde la autoría de la obra
Logo reconocimiento
  • No comercial (Non commercial). No podemos explotar la obra para fines comerciales
Non commercial
  • Sin obras derivadas (No Derivate Works). No podemos crear obras derivadas de la obra original
Logo sin obras derivadas
  • Compartir igual (Share alike). Podemos crear obras derivadas siempre que éstas mantengan la misma licencia al ser difundidas
Logo compartir igual

Dominio público: Son de dominio público las obras para las que ha expirado el plazo de protección de derecho de autor. En España este plazo finaliza a los 70 años de la muerte del autor de la obra para los fallecidos después del 7 de diciembre de 1987, y a los 80 años si es antes de la fecha indicada (regulada en ese caso por la ley de 1879).

En nuestro sitio web debemos colocar el tipo de licencia en el pie de página o bien en el Aviso Legal o Condiciones de uso del portal. Este enlace debe estar accesible desde cualquier parte del sitio web. Asimismo, cuando utilizamos imágenes o textos de otros sitios web debemos conocer el tipo de licencia que aplica y actuar en consecuencia, mencionando la obra o sitio original siempre que sea el caso. Como hemos comentado, las licencias más utilizadas hoy en día en este Internet tan plural son las creative commons con todas sus variantes ya que permiten que se comparta el recurso pero con ciertas restricciones y derechos que se reserva el creador de la obra.

En el caso de que nuestra web haya sido desarrollada por una tercera empresa, debemos contrastar con ésta que se dispone de licencia para todos los contenidos de la web (por ejemplo, imágenes), y que la licencia de uso cubre la utilización que le estamos dando. Por ejemplo, si nuestro proveedor ha comprado imágenes de un banco de fotografías debemos asegurarnos de que estamos haciendo un buen uso de las mismas.