Juego Seguro

El sello Juego Seguro acredita que se los operadores con licencia han obtenido el título habilitante para el desarrollo de actividades de juego online tras verificarse que cumplen todos los requisitos establecidos por la Ley para garantizar un juego seguro, es decir, un juego justo, íntegro, fiable y transparente.

A los efectos de la Ley 13/2011 de regulación del juego para que una actividad se considere «juego» se han de cumplir los siguientes requisitos:

  • Que se arriesgue dinero
  • Que se basen en resultados futuros o azar, independientemente del grado de destreza que requieran
  • Que existan premios, en dinero o en especie

Las empresas que quieran ofrecer juegos online, que no tengan carácter ocasional, han de estar habilitadas, es decir, ser operadores con licencia para organizar y comercializar actividades de juego online.

De este modo, la participación en juegos sólo resulta segura en los sitios web de los operadores legales, ya que estos proporcionan las siguientes ventajas a los participantes:

  • Establecimiento de reglas de juego claras y transparentes y derecho a ser informado de ellas
  • Garantía de juego honesto, sin trampas ni estafas
  • Seguridad en los depósitos, pagos y cobros
  • Identificación del participante (comprobación de identidad y edad para impedir el acceso a menores)

CÓDIGOS ÉTICOS O DE CONDUCTA A LOS QUE ESTÁ ADHERIDO

El sello de Juego Seguro no está adherido a ningún código ético de conducta.

QUÉ HAN DE CUMPLIR LAS EMPRESAS PARA OBTENER EL SELLO

Las empresas habilitadas para ofrecer juego online (operadores) deben cumplir todos los requisitos jurídicos, económicos y técnicos establecidos por la Ley para garantizar un juego seguro. Esto incluye:

  • Protección de los datos del jugador
  • Fiabilidad en operaciones, en pagos y cobros
  • Garantía de juego honesto, la DGOJ supervisa que el juego sea justo, sin trampas ni estafas
  • Garantía de impedir el acceso a menores y ofrecer la posibilidad de autoexclusión del juego a los grupos vulnerables
  • Enfasis en la protección del consumidor/jugador: posibilidad de reclamación a través de la DGOJ, en caso de conflicto

Los operadores de juego habilitadas estarán en un listado de empresas con licencia y podrán incluir el sello de juego seguro en su web.

PASOS PARA SU OBTENCIÓN

Los operadores que quieran desarrollar actividades de juego online deben registrarse en la sede electrónica del DGOJ y presentar una solicitud y abonar las tasas. Los operadores de juego sólo pueden ofrecer las actividades de juego reguladas, estando prohibidas aquellas que no lo estén.

La DGOJ verifica que el operador cumple todos los requisitos establecidos por la Ley para garantizar un juego seguro. El proceso para la obtención incluye:

  • Homologación: se verifica mediante una auditoría basada en documentación técnica recibida del operador que el sistema de juego cumple con la normativa específica de cada tipo de juego. Trimestralmente o puntualmente se auditan los cambios realizados por los operadores en sus sistemas técnicos.
  • Protección de datos: verifica que los datos personales de los jugadores están protegidos y no podrán ser utilizados para fines distintos que los informados en el momento de su captura, pudiendo acceder a ellos y ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición.
  • Seguridad: de las transacciones económicas como de los depósitos
  • Confianza: se verifica la existencia de unas reglas claras, transparentes y estables plasmadas en los Términos y Condiciones que aseguran que está accediendo a un servicio honesto, sin trampas ni estafas.
  • Atención al cliente: el operador debe proporcionar un servicio de atención al cliente de forma gratuita y, al menos, en castellano. Además, el operador deberá informar en las reglas particulares de cada juego de los procedimientos, medios y plazos aplicables que permitirán la presentación de reclamaciones.
  • Autoexclusión: permite indicar al jugador su inclusión en un registro para que se le impida jugar en caso de que considera que está jugando imprudentemente.
  • Mayores de 18: verifica que los operadores comprueban la identidad de sus jugadores, impidiendo el acceso a aquellos menores de 18 años.

RENOVACIÓN

La DGOJ establece una auditoría de los sistemas técnicos de juego cada dos años. El coste será asumido por el operador. Podrá ser realizada por la Dirección General de Ordenación del Juego o por la entidad reconocida para la homologación y certificación de los sistemas técnicos de juego. Esta entidad no puede ser la misma que la de la auditoría u homologación previa cambiar cada dos años.

La renovación de la habilitación tendrá lugar cada diez años.