Suplantan a FedEx a través de un phishing

Fecha de publicación
23/11/2023
Importancia
3 - Media
Recursos Afectados

Cualquier persona que haya recibido un correo de las características comentadas en el apartado anterior y haya proporcionado sus datos personales.

Descripción

Ha sido detectada una campaña de phishing que suplanta a la empresa de paquetería FedEx.

A través de un correo fraudulento, se intenta engañar a la víctima utilizando como cebo que tiene un pedido sin reclamar y debe pulsar en el enlace para obtenerlo. Dicho enlace redirige a una web que suplanta a la legítima y pide al usuario que introduzca tanto los datos personales como bancarios para poder realizar un pago que desbloquee un supuesto paquete.

Solución

Si recibes un correo electrónico que aparenta ser de la compañía FedEx y te pide que realices un pago para recibir un supuesto paquete, pero aún no has facilitado tus datos personales o bancarios, márcalo como correo no deseado o spam, bloquea al remitente y borra el email de tu bandeja.

En caso contrario, si has accedido al enlace y has proporcionado tu información personal y bancaria para posteriormente proceder a realizar el pago que, presuntamente, desbloquea la entrega del paquete, sigue las siguientes recomendaciones:

  • Contacta con tu entidad bancaria para informar del incidente y asegurarte de que se tomen las medidas de seguridad necesarias.
  • Toma capturas de pantalla del proceso y comunicaciones como pruebas. Para verificar estas, puedes utilizar testigos online.
  • En los próximos meses, te recomendamos realizar búsquedas en Internet para comprobar si hay presencia de tus datos personales mediante la práctica del egosurfing. Si lo necesitas, puedes solicitar que eliminen tus datos personales con el derecho al olvido.
  • Cuando recibas en el futuro un correo electrónico con características similares, asegúrate de revisar si proceden de fuentes oficiales.
  • Reporta el fraude e interpón una denuncia en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con las pruebas que reuniste del fraude.
  • Si realmente tienes pendiente un pedido de FedEx, puedes comprobar su estado a través del enlace oficial de FedEx.
  • Si te quedan dudas, puedes echarle un vistazo a algunos ejemplos de correos fraudulentos suplantando a FedEx.

Sigue nuestras recomendaciones para evitar ser víctima de este tipo de fraudes online y además, infórmate sobre otro tipo de amenazas en nuestra web.

Detalle

Se ha detectado una serie de correos fraudulentos suplantando la identidad de la compañía de reparto FedEx para intentar robar la información de los destinatarios. En estos correos se ha detectado que la excusa usada es la imposibilidad de entrega de un envío. Los asuntos de correo observados hasta la fecha son:

  • Todavía tienes (1) pedido sin reclamar
  • Hola, Esto es una actualización sobre tu paquete no entregado.

Los correos electrónicos fraudulentos son enviados desde cuentas de correo ficticias que usan los alias “Servicio al cliente” y “Verificación de la cuenta”. Estos alias evitan despertar sospechas en la suplantación de la empresa de mensajería y paquetería.

El cuerpo de los correos puede ser similar a los enviados por una plataforma automatizada de mensajes y gestión de incidencias, pero no usan los formatos, direcciones de correo o imágenes corporativas de la compañía.

En este correo se observa una ausencia de datos de la víctima, ofreciendo únicamente un número de seguimiento, acompañado de un mensaje que urge al destinatario a pulsar en el enlace aportado para evitar la supuesta pérdida de un pedido.

 

Se muestra la imagen de un correo electrónico que supuestamente procede de FedEx para recordarte que tienes un pedido sin reclamar.

 

Si se pulsa en enlace, la víctima es redirigida a una página web, bajo la falsa identidad de FedEx, para gestionar el pedido.

 

Se muestra una ventana suplantando a FedEx para recordarte que tienes un pedido sin reclamar.

 
En la primera página ofrecida se informa a la víctima de la imposibilidad de enviar un paquete, debido a información pendiente, para que el usuario pulse en la opción “Encuentra mi paquete”.

 

Se muestra una ventana donde se solicita un código facilitado por el correo electrónico, y se informa del importe del pago y el contenido del paquete.


Al pulsar en esta opción, se redirige a una nueva página donde solicitan el código facilitado en el correo fraudulento, simulando la gestión de un paquete. En el mensaje informativo se detalla que se trata de un smartphone y que está pendiente un pago de 1,90€ para tramitar el envío. Para ello, se ofrece a la víctima un enlace en el que se solicita confirmación.

 

Se muestra una ventana, en la cual puedes elegir entre entrega a domicilio y entrega en un punto de recogida.

 
Una vez seleccionada la opción para confirmar el envío, la página redirige a la víctima a una nueva sección para planificar la entrega. En este caso, eligiendo si se trata de una entrega a domicilio o en un punto de recogida.

 

Se muestra una ventana con la posibilidad de elegir la franja horaria de la entrega.

 

Tras la anterior opción, se solicita a la víctima que especifique la franja horaria para realizar la entrega.

 

Se muestra una imagen, la cual te informa que la entrega ha sido programada, y puedes finalizarla.


 

Una vez definidos los métodos y horarios de entrega, se muestra una página de confirmación en la que se informa de que hay un último paso para definir la entrega.

 

Se muestra una ventana la cual contiene un formulario para que el usuario rellene sus datos personales y bancarios.

 

El último paso solicitado es el pago de un supuesto importe necesario para la entrega del paquete de 1,99€, donde se pide la información asociada a una tarjeta de crédito o débito, como son el correo electrónico, nombre completo, número de tarjeta, fecha de caducidad y CVV.

 

Se muestra una pantalla con una ventana emergente que te informa de que el pago ha sido fallido, y puedes volver a intentarlo.

 

 

A continuación, se puede ver en la pantalla una ventana emergente con un mensaje, indicando que el pago ha sido fallido y que se pulse el botón para intentarlo de nuevo.

 

Se muestra una ventana con un formulario para que el usuario lo rellene con sus datos personales.

 
En esta pantalla puedes volver a insertar tus datos personales: “Nombre”, “Apellidos”, “Email” y “Teléfono” para volver a intentar el pago.

 

Se muestra una imagen con un formulario para que el usuario lo rellene con sus datos bancarios.


Llegados a este punto, el proceso no avanza al introducir los datos de la tarjeta bancaria por segunda vez, pero los ciberdelincuentes ya tendrán tus datos.

Contenido realizado en el marco de los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España, financiado por la Unión Europea (Next Generation)

Etiquetas

botón arriba