Pasos para contrastar una noticia

Fecha de publicación
12/01/2022

Si leemos el periódico o la prensa digital, es probable que nos hayamos encontrado con el término conocido como fake news. Este concepto, que traducido quiere decir noticias falsas, hace referencia a la información falseada y creada con la intención de desinformar, confundir y/o manipular a los usuarios. El objetivo es simple: difundir informaciones falsas o parcialmente ciertas a través de todos los canales posibles (prensa, radio, televisión, redes sociales, chats, blogs, etc.) para influenciar a la población.

Con la aparición de las redes sociales y otras aplicaciones de mensajería instantánea, que facilitan la comunicación y el intercambio de mensajes, la expansión de este tipo de publicaciones ha crecido mucho en los últimos años. Su impacto es tal, que ha llegado a influir en la opinión de los ciudadanos sobre temas sanitarios.

¿Por qué ocurre esto? Las fake news nos llaman la atención porque se centran en alterar la verdad y destacar aspectos ideológicos, morbosos o historias protagonizadas por personajes o instituciones públicas relacionadas con hechos controvertidos o sorprendentes. Su contenido polémico provoca la indignación o el interés de la sociedad en general, que provoca que los usuarios suban sus propias historias, reacciones e interactúen con los contenidos compartidos y producidos, tanto por medios de información como por otros usuarios.

Precisamente, gran parte de la viralización de estos contenidos se debe a la personalización que hacen las redes, basándose en nuestras interacciones, gustos y cuentas a las que seguimos. Además, la publicidad que recibimos también está basada en estas interacciones, así como nuestra actividad online en general. Por ello, cuando alimentamos esta viralización estamos también exponiéndonos aún más a la desinformación.

Lamentablemente, un bulo viaja muchísimo más rápido por Internet que una noticia real, y gran parte de la culpa la tenemos los propios usuarios, que no nos paramos a pensar si la noticia o publicación que hemos recibido y compartido está debidamente contrastada y contiene información real. Estos bulos suelen estar manipulados para tratar de dar mayor credibilidad y llamar la atención, por ejemplo, mediante el uso de imágenes y vídeos falsos utilizando a personajes famosos.

Ejemplos de noticias falsas

Existen muchas variantes de noticias falsas que se viralizan a través de diversos canales, aunque con mayor incidencia en medios digitales, redes sociales o aplicaciones de mensajería instantánea.

Veamos algunos ejemplos de fake news que podemos encontrar por Internet:

  • Artículos en medios digitales:

    Fake newBill Gates

  • Publicaciones en redes sociales:

    Bulo Colombia

  • Mensajes que se reenvían por mensajería instantánea (chats):

    Fake new COVID

Pasos para contrastar una noticia

Para identificar cualquier tipo de noticia falsa o falta de rigor lo único que debemos hacer es dedicar unos minutos a leerla con detalle y seguir los pasos que mostramos a continuación:

  1. Analizar el medio que ha publicado la noticia y la fuente de información, y contrastarla. En el caso de una web de noticias, la mayoría de publicaciones vienen firmadas por un autor, así como las fuentes que ha utilizado para redactarla. Podemos utilizar esta información para contrastar la veracidad de la misma, así como la reputación tanto del medio como del autor.

    Una rápida búsqueda por Internet del nombre del medio informativo (nombre de la web o empresa) nos permitirá encontrar webs que desmientan sus publicaciones. También podremos conocer la opinión que otros usuarios tienen sobre este medio.

    Comprobación página fiable

  2. Revisar la URL. Del mismo modo, es conveniente analizar la URL que acompaña a la noticia para descartar que se trate de una web que esté suplantando la de otro medio digital con buena reputación. Podemos mirar si dispone de un certificado de seguridad y si empieza por HTTPS.

    En el siguiente ejemplo podemos ver una noticia falsa, pero que ha sido publicada en una web con certificado de seguridad, por lo que podemos deducir que la web es real:

    Comprobar url

  3. Leer la noticia entera y no dejarnos llevar por el titular. Por ejemplo, en la noticia anterior el titular afirma una cosa, pero debemos revisar el contenido de la misma y las declaraciones de la persona afectada para detectar posibles incoherencias en el hilo argumental de la noticia.

    Es común que las noticias falsas utilicen titulares o contenidos polémicos o morbosos, o en los que intervengan personajes famosos para llamar la atención de los usuarios. Lo que consiguen con esto es que compartamos la noticia con nuestros conocidos antes de pararnos a analizar su contenido y comprobar si se trata de un hecho real o una invención.

    Leer la noticia entera y no dejarnos llevar por el titular

    En el ejemplo, el titular ha resaltado unas declaraciones de Bill Gates bastante polémicas, quizás debamos continuar leyendo para asegurarnos de su fiabilidad.

    Antes de proceder a compartir el contenido conviene que nos hagamos algunas preguntas en relación a la noticia:

    • ¿Conocemos la reputación del medio donde ha publicado la noticia o del autor? Con un rápido vistazo podemos comprobar si se trata de un medio fiable o está relacionado con la propagación de bulos.

    • ¿Cuánto hace que se publicó la noticia? Es posible que sea una noticia antigua que haya sido rescatada por su relación con acontecimientos actuales, como es el tema de la inmigración o casos sanitarios.

    • ¿Cuál puede ser el motivo por el que han creado esta noticia? ¿Beneficia o perjudica a algún grupo o persona en concreto? Si es un ataque directo o beneficia a alguien en concreto, es posible que esa sea su intención y no informar a los usuarios.

    • ¿Se ajusta el titular al contenido de la noticia? A veces se utiliza un titular muy llamativo con un contenido que poco o nada tiene que ver con él.

  4. Localizar la fuente y comprobar su fiabilidad. Muchos artículos y noticias compartidos en redes o aplicaciones de mensajería suelen citar alguna fuente en el cuerpo del mensaje. Si buscamos la fuente en Internet podremos ver si es fiable o no, y si ha sido usada en otros artículos o medios de comunicación.

    También es muy útil buscar el titular o el autor de la noticia y ver si otros medios se hacen eco de la misma o la desmienten.

    Bill Gates Entrevista

    En el ejemplo vemos cómo se cita como fuente la CNBC y una entrevista concedida por Bill Gates. Si buscamos en nuestro buscador favorito “entrevista Bill Gates CNBC”, lo más probable es que no tardemos en encontrar la fuente original, y veremos cómo se han tergiversado parte de sus declaraciones.

  5. Comprobar el formato. Muchas veces no se toma mucho tiempo a la hora de redactar la noticia falsa o cuidar el aspecto de la misma. Podemos encontrar malas traducciones, errores ortográficos y gramaticales o incluso el uso de imágenes con poca calidad.

  6. Analizar las imágenes. Es común que las notificas falsas y bulos se apoyen en imágenes y vídeos que han sido manipulados previamente para darles mayor credibilidad. En ocasiones, esta manipulación pasa por la edición de algún elemento destacado del vídeo o imagen, mientras que en otras se basa en realizar un montaje para que aparezca un personaje público o famoso. En este último caso, es común el uso de la tecnología deepfake para conseguir resultados casi perfectos.

Por suerte, existen herramientas que pueden ayudarnos a identificar este tipo de fraudes y manipulaciones, como por ejemplo, Google imágenes o FotoForensics.

Bulo Messi

Si buscamos en la fuente original, nos daremos cuenta de que la imagen no corresponde con la que subió en su momento Messi. Además, si utilizamos las herramientas anteriores, nos daremos cuenta de que ha sido manipulada.

Bulo Messi descubierto

Si por algún casual, aún tuviésemos alguna duda razonable, en Internet encontraremos diversas plataformas, como Maldita.es, Newtral o VerificaRTVE, entre otras, dedicadas a desmentir este tipo de noticias. También las redes sociales incorporan medios para denunciar este tipo de contenidos y publicaciones y evitar que se viralicen.

Desde la OSI, canal especializado en ciudadanos de INCIBE, queremos recordar que es responsabilidad de los usuarios trabajar para hacer de Internet un lugar libre de fake news, bulos y otro tipo de fraudes. Por lo tanto, la próxima vez que nos compartan algún enlace a una noticia o mensaje, apliquemos los pasos que hemos visto en este artículo y demostremos que somos capaces de aplicar una mirada crítica y el sentido común.

Además, en nuestra web encontrarás todo tipo de recursos para saber cómo actuar ante las informaciones falsas que podamos recibir.

Ante cualquier duda, INCIBE pone a tu disposición la Línea de Ayuda en Ciberseguridad, 017, gratuita y confidencial.

¿Te han compartido alguna noticia susceptible de ser fake news? ¿Crees que podrías identificar una noticia falsa si te encontrases con alguna? Comparte con el resto de los usuarios tu opinión y experiencias y mantente al día con las publicaciones de la OSI en materia de ciberseguridad para poder disfrutar de las ventajas de la tecnología.

Artículo enmarcado dentro de la campaña
Experiencia Senior

Go top