Nadia Calviño destaca la contribución de INCIBE a posicionar España como el 4º país en ciberseguridad

La vicepresidenta primera ha visitado las instalaciones de INCIBE en el marco de la reunión informal de ministros de Telecomunicaciones que se celebra este lunes y martes en León.

Visita Nadia Calviño

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital en funciones, Nadia Calviño, ha visitado hoy las instalaciones en León del Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE), entidad dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, a través de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, para conocer de primera mano la labor desarrollada por el Instituto.  

Durante la visita, que ha tenido lugar en el marco de la reunión informal de ministros europeos de Telecomunicaciones y Asuntos Digitales, que se celebra este lunes y martes en León bajo la Presidencia Española del Consejo de la Unión Europea, la vicepresidenta se ha referido al “gran reto” que supone la ciberseguridad para administraciones públicas, empresas y el conjunto de la sociedad ante la necesidad de garantizar la seguridad en la nueva realidad digital.  

La vicepresidenta ha destacado la “determinante” labor de INCIBE, que ha sido designado Centro Europeo de Competencia en Ciberseguridad, para “dar confianza a la ciudadanía en lo referido a la protección de datos personales, el derecho a la intimidad o el buen funcionamiento de las redes frente a posibles ataques”.  

“También ha contribuido significativamente a posicionar a España como el cuarto país en ciberseguridad a nivel mundial”, ha enfatizado, en referencia al Índice de la Ciberseguridad global que elabora la Unión Internacional de las Telecomunicaciones.  

La vicepresidenta ha destacado también la contribución de INCIBE a la dinamización de la economía al impulsar el ecosistema empresarial en el sector de la ciberseguridad, que está integrado por más de 1.600 empresas y constituye una “gran oportunidad para el desarrollo económico”, con la previsión de que generará una demanda de empleo superior a los 83.000 puestos de trabajo en 2024.  

A este respecto, ha subrayado la necesidad de impulsar y retener el talento en los distintos campos de la ciberseguridad, para lo que ha recordado la puesta en marcha de programas para incrementar las capacidades en ciberseguridad, como el programa ‘Generación D’ que ha permitido la formación de casi 700.000 personas en toda España.  

El Gobierno ha invertido más de 500 millones de euros de los fondos europeos Next Generation EU, del Plan de Recuperación, en los dos últimos años, y ha lanzado 32 cátedras para la “imprescindible” colaboración entre universidades y empresas en ciberseguridad e inteligencia artificial. Además, en el marco de la adenda del Plan de Recuperación se va a dotar con 2.157 millones de euros un nuevo instrumento de ciberresiliencia y seguridad, para financiar las inversiones necesarias y desplegar el Plan Nacional de Ciberseguridad.

Proyectos de INCIBE  

En el encuentro se han presentado los principales proyectos de INCIBE, entre los que destaca la invitación pública de emprendimiento lanzada este año ‘INCIBE Emprende 2023-2026’, recogida dentro del Plan Estratégico 2021-2025 de INCIBE y en línea con la agenda España Digital 2026. La inversión total que se llevará a cabo en el programa será de más de 64 millones de euros, de los que INCIBE aportará 45 millones procedentes de fondos Next Generation UE. Tiene entre sus objetivos el fortalecimiento de las capacidades de ciberseguridad de ciudadanos, pymes y profesionales, y el impulso del ecosistema del sector ciberseguridad.   

También, se ha destacado la apuesta del Gobierno de España, a través de INCIBE, por el impulso de las empresas y la industria, a través de la Iniciativa Estratégica de Compra Pública Innovadora (IECPI), una herramienta para fomentar la innovación en ciberseguridad desde el sector público, concretamente a través de la adquisición de soluciones innovadoras o en fase de desarrollo, con 175 millones de euros comprometidos, de los 224 totales, en 142 proyectos de I+D+i en ciberseguridad, con 83 contratistas diferentes y un total de 100 empresas implicadas, de las cuales el 75% son pymes.  Todo ello, se lleva a cabo en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), con la financiación de los Next Generation EU.   

Además, se han dado a conocer los datos de los proyectos estratégicos y las cátedras deciberseguridad, para apoyar el desarrollo de programas de investigación, desarrollo e innovación y el fortalecimiento de capacidades en ciberseguridad por universidades públicas. Respecto a las cátedras, actualmente se han formalizado 16 convenios, con una aportación de 13 millones de euros por parte de INCIBE; y 40 proyectos estratégicos, con una aportación de 25,5 millones de euros.    

Por último, se ha hecho un repaso a la última edición de #017ENISE, en la que participaron más de 3.997 asistentes presenciales, de 21 países y más de 2.511 personas online, 132 ponentes nacionales e internacionales y la presencia de 124 stands (16 institucionales). Además, el International Business Forum reunió, por su parte, a 50 participantes (compradores e inversores internacionales) de 16 países, que celebraron más de 350 reuniones bilaterales. Igualmente, el evento contó con 5 delegaciones internacionales de EE. UU, Reino Unido, Francia, Israel y México; y con la celebración de un encuentro con The Administration of the State Service of Special Communications and Information Protection of Ukraine.  

Nueva publicación de ObservaCIBER  

La visita coincide con la publicación de un nuevo estudio del Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI), en colaboración con ObservaCIBER, denominado ‘Cómo se protege la ciudadanía ante los ciberriesgos: Estudio sobre percepción y nivel de confianza en España’. Se trata de un análisis que combina por primera vez las percepciones sobre la ciberseguridad y las medidas que toma la población con un análisis de sus dispositivos, el cual ha contrastado sus declaraciones con la realidad.  

El monográfico arroja importantes datos correspondientes al primer semestre de 2022 que reflejan una mayor concienciación por parte de los españoles ante los nuevos desafíos que está creando la digitalización. Aunque los incidentes siguen siendo una amenaza permanente, también constituyen un punto de inflexión en el comportamiento. Tanto así, que las personas que modifican sus hábitos tras haber sido blanco de ciberataques han incrementado 6,5 puntos, representando el 67,5% de los afectados. Los mecanismos de identificación biométricos se han convertido en una de las medidas más recurridas, utilizada ya por el 45% de los usuarios.  

El estudio incluye como novedad preguntas sobre la protección de menores y las medidas para asegurar su bienestar, siendo la más común hablar con ellos sobre los riesgos que existen en el entorno virtual (43,8%), limitar el tiempo de conexión (40,1%) y la activación de controles parentales (36,8%).  

Para más información, consulta el informe completo en la página web de ObservaCIBER.   

Go top