Métodos de pago y su seguridad

Fecha de publicación
20/04/2022

Aprender a realizar nuestras compras por Internet de forma segura es ahora más importante que nunca. Con el auge de este tipo de servicios, debido a la crisis sanitaria y a la necesidad de quedarnos en nuestros hogares, muchos comercios no han tenido más remedio que adaptarse a esta modalidad. Por nuestra parte, los usuarios hemos encontrado en los sitios de compraventa online un medio con el que poder seguir adquiriendo nuestros productos favoritos.

Cuando se trata de realizar compras seguras uno de los puntos más importantes son los métodos de pago y el tipo de protección que nos ofrecen. A continuación, vamos a hacer un repaso por varios de ellos para aprender sobre su uso y las ventajas en cuanto a seguridad y privacidad que nos ofrecen. 

Al terminar este artículo sabremos cómo realizar un pago con cada uno de estos medios sin problemas.

Pagos con tarjeta de crédito a través de Internet

Uno de los métodos de pago más populares que podemos encontrar al realizar nuestras compras online es nuestra tarjeta de crédito. La mayoría de sitios web de compraventa suelen aceptar tanto pago con tarjetas de crédito como débito. 

  • Cuando nos registremos en alguna web de compra online nos solicitarán ingresar un método de pago y la tarjeta de crédito será una de las primeras opciones.
  • Los datos más comunes que nos suelen solicitar son: el nombre del titular de la tarjeta, el número y la fecha de vencimiento. En ocasiones, también pueden solicitarnos el CVV (código que aparece en el reverso de la tarjeta) para confirmar nuestro pago llegado el momento.

Añadir una tarjeta de crédito

Aunque implique el intercambio de nuestros datos bancarios es un método de pago muy seguro, siempre y cuando la web donde realicemos la compra disponga de una pasarela de pago de algún banco, que se encargará de verificar la autenticidad de los datos de la tarjeta y de proteger nuestros datos. 

Las pasarelas de pago son servicios online que ofrecen las entidades bancarias. Cuando realizamos un pago online somos redirigidos a una web segura, propiedad del banco, desde donde podemos realizar esta transacción con  seguridad, ya que nuestra información va a estar protegida e inaccesible por la propia web de compra online u otros usuarios.

En caso contrario, la seguridad de nuestros datos recaerá exclusivamente en la tienda, por lo que debemos asegurarnos siempre de realizar nuestras compras solo en webs seguras y fiables.

En el caso de realizar compras en una web fraudulenta, corremos el riesgo de que los datos de nuestra tarjeta terminen en manos de un ciberdelincuente. Con esta información podría realizar compras sin nuestro consentimiento, así como transferencias o incluso utilizarlos para obtener aún más información sobre nosotros mediante técnicas de ingeniería social, como el phishing.

Asimismo, lo más seguro siempre será disponer de una tarjeta exclusiva para nuestras compras online, donde depositemos solo la cantidad que queramos gastar. De este modo, si por error realizásemos una compra en un sitio fraudulento, solo afectaría a dicha tarjeta.

Pagos con un intermediario a través de Internet

Otro de los métodos de pago más comunes a la hora de comprar por Internet es el uso de empresas de confianza que actúan de intermediarias (PayPal, Amazon Pay, Google Pay o Apple Pay). Su función es la de formalizar los pagos, anonimizándolos frente a la tienda online y evitando que el vendedor conozca los datos de nuestra tarjeta.

  • Los usuarios solo necesitaremos disponer de una cuenta creada en la aplicación o web del intermediario. Es importante que nos aseguremos de utilizar siempre una contraseña robusta para proteger nuestra cuenta y asegurarnos de usar una empresa intermediaria fiable y reconocida.

    Vincular tarjeta

  • Luego, deberemos configurar los datos de nuestra cuenta bancaria o tarjeta de crédito que vayamos a utilizar para nuestras compras online.
  • Finalmente, si la tienda online lo permite, seleccionaríamos este método de pago, ingresaríamos nuestra cuenta y realizaríamos el pago.

La seguridad de este método reside en que, a la hora de realizar el pago, los datos de nuestra tarjeta no se compartirán con el vendedor y, en caso de fraude, ellos nos ayudarán a evitar perder nuestro dinero o que nos lo devuelvan.

Los ciberdelincuentes suelen recurrir a correos fraudulentos, haciéndose pasar por este tipo de plataformas para obtener nuestros datos de acceso y conseguir nuestra información personal y bancaria. Por ello, es fundamental que sepamos identificar este tipo de correos.

Pagos con el teléfono móvil (NFC) con Google Pay o Apple Pay

También podemos realizar pagos con nuestro dispositivo móvil en tiendas físicas, como en el estanco, el supermercado u otros establecimientos. La mayoría de dispositivos que salen al mercado llevan incorporado un chip con tecnología NFC que nos permite realizar pagos sin contacto, del mismo modo que muchas tarjetas. 

Para utilizarlo, debemos tener vinculada alguna tarjeta de crédito a nuestra cuenta de Google o Apple. Para ello:

  • Deberemos ingresar en la aplicación Apple Pay o Google Pay de nuestro smartphone y añadir un método de pago.

    Apple Pay Google Pay

  • Después, debemos ingresar los datos de nuestra tarjeta. También es posible que podamos realizar una foto sobre la misma para que la aplicación los ingrese automáticamente.

    Google Pay añadir tarjeta  Google Pay añadir tarjeta 2

    Apple Pay añadir tarjeta  Apple Pay añadir tarjeta 2

  • Una vez hecho, solo deberemos asegurarnos de tener el NFC activado en nuestro dispositivo. Para ello, podemos arrastrar el dedo desde la parte superior de la pantalla hacia abajo y pulsar sobre el icono NFC para activarloNFC.
  • Finalmente, cuando tengamos que pagar en algún establecimiento bastará con acercar nuestro teléfono y seleccionar la tarjeta con la que queremos pagar. En dispositivos Apple y su mecanismo Apple Pay será necesario pulsar sobre el botón de ‘Encendido’ y realizar el reconocimiento facial u otro método de desbloqueo que hayamos establecido para que se efectúe el pago.

La seguridad de este sistema es la misma que con el pago con intermediarios. Tanto Google como Apple se encargarán de proteger y anonimizar nuestra información frente al vendedor. A su vez, nuestras cuentas en Google Pay o Apple Pay nos permitirán realizar pagos dentro de los servicios de Google y Apple, utilizando nuestra cuenta y la tarjeta que hayamos vinculado. En esencia, son muy similares a las plataformas de pago, como PayPal, ya que actúan de intermediarios, asegurando que la transacción se realice de forma segura.

Juego Play Store

Por norma general, este método de pago es muy seguro. Sin embargo, no podemos depender únicamente de sus mecanismos de seguridad. Siempre que realicemos compras utilizando esté método deberemos asegurarnos de qué estamos comprando, cuánto estamos pagando y, en el caso de aplicaciones,  comprobar que no hagan un uso abusivo de nuestros permisos y revisar las valoraciones y comentarios de otros usuarios.

Pagos con el teléfono móvil a través de un intermediario (Bizum)

Bizum es un tipo de tecnología que muchas entidades bancarias han comenzado a utilizar para crear sus propias aplicaciones, de modo que cada una dispone de la suya propia. Los usuarios podemos descargarlas y utilizarlas para transferir pequeñas cantidades de dinero desde un dispositivo móvil a otro.

Búsqueda de bizumLa seguridad de Bizum depende de la propia seguridad de nuestra aplicación de banca online, ya que está integrada directamente en las aplicaciones de nuestros bancos. Normalmente, estas aplicaciones son muy seguras, ya que cuentan con sistemas de encriptación y la doble verificación para autorizar cualquier pago desde la app.

  • Para pagar, es necesario descargarnos la app desde Play Store o App Store y vincularla a nuestro banco, utilizando el usuario y contraseña que usemos para acceder a la aplicación de nuestro banco. Recuerda que hay una app de Bizum para cada entidad bancaria.
  • Después, deberemos crear una clave de 4 dígitos que nos ayudará a identificarnos para autorizar las transferencias de dinero que hagamos.
  • Por seguridad, algunas aplicaciones nos solicitarán nuestra firma electrónica, una combinación de cifras que habremos configurado al instalar la aplicación correspondiente a nuestro banco para autentificar nuestra identidad.
  • Finalmente, deberemos introducir el número de teléfono de la persona o entidad a la que realizaremos el pago, validar la transacción e ingresar el código que nos envíen a nuestro teléfono móvil.

Son comunes los fraudes donde los ciberdelincuentes se hacen pasar por entidades bancarias, de la Administración o incluso ONG, solicitando pagos por Bizum a través de SMS. Dada la facilidad y rapidez con la que podemos realizar este tipo de transferencias, es fundamental que prestemos especial atención a quién estamos enviando nuestro dinero. 

En la web de la OSI, canal especializado en ciudadanos de INCIBE, y nuestra campaña ‘Experiencia sénior’, disponemos de una gran variedad de recursos que te ayudarán a complementar la seguridad de tus compras online e identificar posibles fraudes y evitarlos. Además, desde INCIBE ponemos a tu disposición la Línea de Ayuda en Ciberseguridad, 017, teléfono gratuito y confidencial desde el que resolver todas tus dudas. 

Artículo enmarcado dentro de la campaña
Experiencia Senior

 

Go top