Inicio / Protege tu empresa / SECtoriza2 / SECtoriza2 Servicios profesionales

SECtoriza2 Servicios profesionales

SECtoriza2 Servicios profesionales

Gestorías, bufetes de abogados, asesorías, inmobiliarias, estudios de arquitectura o de fotógrafos son algunos ejemplos que muestran la variedad del sector servicios profesionales. Gran parte de estas empresas son pymes y autónomos, que son también objetivos más fáciles de atacar por los ciberdelincuentes que las grandes empresas con medidas y políticas de seguridad más restrictivas. Cuando una de estas empresas sufre un ciberataque, las consecuencias de este pueden llegar a ser nefastas para el negocio.

Para evitar situaciones que puedan afectar a la continuidad de tu empresa, te mostraremos los pasos que debes tener en cuenta para proteger la información y los sistemas que la gestionan, así como otros aspectos generales de la ciberseguridad.

Lo que no se mide no se puede mejorar. El primer paso que debes dar para proteger tu negocio es identificar los riesgos a los que está expuesto. Seguramente seas consciente de gran parte de ellos, pero quizá existen otros que no conozcas y que, en caso de materializarse, pondrían en graves aprietos a tu empresa.

Para ayudarte a evaluar los riesgos a los que se enfrenta tu organización, te recomendamos utilizar nuestra Herramienta de Autodiagnóstico. A través de una serie de preguntas, esta herramienta te guiará para que puedas determinar cómo es el estado actual de ciberseguridad en tu negocio, qué riesgos lo amenazan y qué aspectos debes mejorar.


Ataques de ransomware, phishing, suplantaciones de identidad, software con vulnerabilidades, son algunas de las amenazas que pueden afectar a cualquier servicio profesional. Conocerlas es esencial para poder evitarlas. Por ello, te recomendamos suscribirte a nuestro servicio de Boletines. Gracias a este servicio, recibirás un mensaje en tu correo electrónico cada vez que se publique un Aviso de seguridad.

Algunas de las amenazas más comunes que afectan al sector de servicios profesionales tienen su origen en el correo electrónico. Los siguientes avisos de seguridad son un recopilatorio de los ataques más comunes que sufre tu sector:

Además de detectar las amenazas que llegan a través del correo electrónico, se deben mantener todos los sistemas actualizados, tanto los utilizados en los dispositivos de los trabajadores como los utilizados para dar cualquier servicio desde Internet, como por ejemplo la página web corporativa:

Avisos de seguridad

Avisos
de seguridad

Actualizaciones

Actualizaciones
de seguridad

La formación y la concienciación en ciberseguridad son siempre una apuesta segura. Conocer cómo tratar la información y los sistemas que la gestionan de forma segura es clave para que tu empresa no se vea afectada por un incidente de seguridad. Para ayudarte en este proceso, desde INCIBE hemos desarrollado dos servicios que te ayudarán durante el proceso.

En primer lugar te recomendamos que eches un vistazo a la formación sectorial. Mediante una serie de videos interactivos, Laura y Miguel te mostrarán todo lo que tienes que saber para proteger tu empresa. Obtendrás formación específica y personalizada para tu sector.

Después puedes probar a entrenar a tu equipo en la respuesta a incidentes con el Juego de rol. Por medio de diferentes escenarios, que afectan comúnmente a las empresas del sector servicios profesionales, tú y los miembros de tu empresa deberéis gestionar distintas situaciones de crisis. Mediante la práctica de estos retos sentarás las bases para dar una respuesta ordenada y coordinada ante cualquier incidente de seguridad. Aunque tu sector profesional podría tener que hacer frente a los cinco escenarios, puedes empezar por:

Fuga de información
Infección por ransomware
Ataque por ingenieria social

Debido a su actividad, los despachos de profesionales gestionan gran cantidad de información confidencial. Si esta se viera afectada por un incidente de seguridad, las repercusiones para el negocio podrían ser muy graves. La información de una empresa puede verse afectada principalmente por dos tipos de incidentes de seguridad: el ransomware y las fugas de información.

El ransomware es un tipo de código malicioso o malware diseñado para secuestrar la información de las víctimas y que estas no puedan acceder a su contenido. El malware se encargará de cifrar todo archivo que pueda ser de valor para tu empresa, como hojas de cálculo, archivos de texto, imágenes, videos, archivos editables de software específico o bases de datos. Todo el tiempo de trabajo invertido en esos archivos no habrá servido de nada ya que estarán bajo control de los ciberdelincuentes. Habitualmente este tipo de código malicioso se enviaba mediante campañas de correos electrónicos fraudulentos, sin embargo estas técnicas están evolucionando y actualmente se decantan por utilizar servicios de escritorio remoto vulnerables

Ante cualquier tipo de incidente de seguridad relacionado con un ransomware, el único método que garantiza poder recuperar la actividad laboral sin demasiados inconvenientes es realizar copias de seguridad regularmente. Para prevenir estos ataques hay que prestar atención a los correos electrónicos, especialmente si contienen enlaces o documentos adjuntos. También es necesario proteger el escritorio remoto en caso de ser accesible desde Internet.

Las fugas de información son el otro tipo de incidente cuyas consecuencias pueden ser muy graves. ¿Qué sucedería si te robaran o perdieras información confidencial de tus clientes, seguirían confiando en tu empresa o se pasarían a la competencia y esa pérdida podría tener consecuencias legales?

Las fugas de información se producen de tres formas distintas: accidental, intencionada por un miembro de la organización o insider, o por medio de un ataque externo llevado a cabo por ciberdelincuentes. Las causas pueden ser muy variadas pero principalmente, cuando la fuga se ha producido por causas internas en la organización, esta suele deberse a la inexistencia o debilidad de los controles de seguridad en el acceso a la información.

Los ciberdelincuentes pueden ser el origen de la fuga de información, mediante malware procedente de correos electrónicos o páginas web de tipo phishing pueden hacerse con información confidencial. Esta información robada será vendida posteriormente, incluso puede que a la competencia más cercana.

Si te has decidido a implantar soluciones profesionales o has sido víctima de un incidente y necesitas ayuda, en Protege tu empresa disponemos de un Catálogo de empresas y soluciones de ciberseguridad donde encontrarás las soluciones y servicios que más se adaptan a tus necesidades. Podrás aplicar distintos filtros para que la búsqueda sea más exacta según los requisitos de tu organización.