Tú te vas de vacaciones pero tu pyme no

Publicado el 20/06/2017, por Miriam Puente García
Tú te vas de vacaciones pero tu pyme no

¡Llega el verano! Esa estación deseada por muchos para relajarse y disfrutar de las vacaciones. Pero, ¿qué pasa cuando tu trabajo viaja contigo? Hay situaciones que requieren de nuestra atención incluso en vacaciones y no podemos evitar la necesidad de contestar a un correo urgente, enviar un documento importante, hacer el seguimiento de un pedido, etc.

Es en esta época del año, cuando todo parece cobrar menos importancia, el momento de revisar y reforzar la seguridad de nuestra empresa. Los ciberdelincuentes nunca descansan y saben que en la época estival suele bajarse la guardia. No te conviertas en uno de sus objetivos y ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Protege tus dispositivos ante posibles pérdidas y robos. Teléfonos móviles, tablets y portátiles son objetos muy codiciados por los delincuentes. Tanto si somos víctimas de un robo como si extraviamos nuestro dispositivo, lo más probable es que nunca lo recuperemos, por lo que recomendados seguir estas medidas de seguridad para proteger la información tanto personal como profesional que estos contienen.
  • Evita el acceso a redes públicas o desconocidas. Siempre que sea posible, si tenemos que acceder a información sensible a través de la red, opta por utilizar conexiones 3G o 4G. Cifra tus datos, y utiliza una red privada virtual o VPN. Usa tus propios dispositivos y nunca accedas a la información corporativa desde un terminal de uso público. Recuerda cambiar tus contraseñas de acceso en cuanto puedas conectarte a una red confiable.
  • Forma a tus nuevos empleados. El verano suele ser época de sustituciones, por lo que debemos tener en cuenta la formación en ciberseguridad del nuevo personal. De lo contrario se pueden correr riesgos innecesarios simplemente por desconocimiento en los procedimientos de seguridad. Advierte de los peligros de la ingeniería social. Los nuevos empleados pueden ser un objetivo más fácil para los ciberdelincuentes ya que no están familiarizados con la rutina y los procedimientos propios de la empresa.Recuerda que el empleado es el eslabón más importante en la cadena de la ciberseguridad y apuesta siempre por su formación. Asegúrate de que antes de comenzar su actividad laboral conoce y sabe aplicar las políticas de seguridad de la empresa.
  • Comprueba tus copias de seguridad. Ya conocemos la importancia de las copias de seguridad a la hora de recuperarnos de cualquier desastre o incidente de ciberseguridad y garantizar así la continuidad de negocio. Verificaremos que las copias se realizan regularmente, están en lugar seguro, sabemos cómo restaurarlas y realizaremos pruebas para asegurarnos de que funcionan.
  • Vela por tu identidad corporativa y reputación online. Una mala gestión tanto de las redes sociales como de la página web de la empresa podría dañar la imagen empresarial y causar desconfianza hacia nuestra marca. No descuides las redes sociales porque disminuya la actividad, ya que en ellas mantenemos relaciones con clientes, proveedores y otros profesionales. Aplica las medidas de seguridad necesarias para proteger tu web ante posibles ataques, nunca olvides que es tu carta de presentación ante clientes potenciales.
  • Comprueba que el plan de contingencia y continuidad de negocio de la empresa está actualizado. Durante nuestra ausencia, es importante que ante cualquier posible incidente que ocurra podamos garantizar la manera de reanudar la actividad normal de nuestra empresa en el menor tiempo posible y así minimizar las pérdidas. Designa una persona de confianza que conozca el plan y sepa cómo actuar llegado el caso de manera rápida y eficiente.
  • Protege los equipos del calor. Los equipos informáticos son herramientas de trabajo y soportes de almacenamiento de la información de nuestra empresa. Aunque la temperatura siempre es un factor a tener en cuenta a la hora de proteger nuestros dispositivos, el calor típico de esta época del año nos obliga a prestar especial atención a las condiciones de temperatura y humedad de los lugares donde se encuentran situados los equipos, principalmente los servidores. De esta manera evitaremos posibles fallos y averías, incluso el riesgo de incendio.

¡Recuerda! No descuides la seguridad de tu negocio durante las vacaciones. Sigue nuestros consejos y asegúrate la tranquilidad de tener una empresa protegida. Nunca lo pongas fácil, ¡protege tu empresa!