Protección de la información en la construcción: ¡manos a la obra!

Publicado el 11/07/2017, por INCIBE
Protección de la información en la construcción

El sector de la construcción y la tecnología

Son muchas las empresas, en su mayoría pymes, que se dedican a la obra civil y a la construcción o a las reformas de edificios, oficinas, establecimientos comerciales, y viviendas. Algunos ejemplos de este tipo de empresas son:

  • contratistas y subcontratistas de obra y promotores inmobiliarios o de obra civil
  • contratas de construcción de edificios, calles, sistemas de riego y alcantarillado, asfaltado, señalización, alumbrado, etc.
  • profesionales de oficios como albañiles, carpinteros, fontaneros, etc.
  • empresas que realizan cableados, pavimentaciones, tendido de tuberías, etc.

Aunque en los últimos años el número de empresas de la construcción de edificios en España ha disminuido considerablemente, según el INE, aún tienen una presencia importante:

Estadísticas INE construcción

El número total de empresas de este sector llega en 2016 a 406.682. Dentro de las mismas nos podemos encontrar, además de las de construcción de edificios, con las de ingeniería civil y las de preparación de otras construcciones como: hormigonado, cimentación, andamiaje, etc. que dan empleo a más de un millón de trabajadores.

La tecnología está transformando este sector al igual que ocurre con muchos otros. En concreto se van a ver afectados la mecanización de la actividad y la gestión de sus procesos ya de por sí complejos debido a la alta subcontratación y a la movilidad.

Por una parte están incorporando prefabricados y tecnologías como la impresión 3D o la robótica para automatizar algunas tareas. Están también integrados en la cadena de suministro de la industria de fabricación de los materiales que manejan. Estos cambios tecnológicos llevan asociados riesgos que las empresas tendrán que abordar.

Por otra parte es un sector que aprovecha la hiperconectividad que permiten las tecnologías utilizando aplicaciones de comunicación y gestión (de suministros, personal, de contratación, plazos, etc.) en dispositivos móviles y con conexiones remotas. Se vislumbra también que va a tener un alto impacto la generalización del Internet de las cosas (IoT), que facilitará la gestión de la ubicación y estado de materiales y personas.

Estos cambios deben ir acompasados con la adopción de medidas de ciberseguridad para proteger la información que se mueve por los distintos sistemas: albaranes, horarios, mensajes, facturas, planos, contratos, partes,...

En todas partes al mismo tiempo: ubicuidad

Aunque no es el único factor, la ciberseguridad de las empresas de este sector va a estar condicionada por la ubicación de las obras. Las empresas de construcción suelen contar con oficinas dónde se elaboran los proyectos y ubicaciones físicas dónde se llevan a cabo. En algunos casos una pequeña oficina se desplaza con las obras, para dar soporte administrativo durante la ejecución. La gestión de las obras en ubicaciones distantes y en ocasiones abarcando áreas extensas, lleva asociado un gran trasiego de información: planos, albaranes de material de obra, contratos de personal, actas de prevención de riesgos laborales (PRL), etc. Además las obras son lugares con condiciones adversas (polvo, temperatura,…) y riesgos mecánicos (rotura por caídas o golpes) para los equipos informáticos.

Es por ello que las empresas y profesionales de este sector tienen que redoblar sus esfuerzos en mantener su ciberseguridad, incluyendo aspectos como la seguridad de los propios recintos de sus oficinas, la seguridad de sus dispositivos móviles y la de las conexiones remotas. Estos y otros asuntos los revisan Laura y Miguel, dos empresarios, en los Itinerarios interactivos sectoriales, unos sencillos y amenos videos interactivos donde podrás ver, para una empresa del sector, estos y otros temas de ciberseguridad que te afectan y cómo abordarlos.

Ponemos ahora el foco en proteger la información que manejan los empleados y los equipos informáticos en continuo desplazamiento, con un uso creciente de dispositivos móviles, como tabletas o smartphones. Esto supone un gran desafío para estas empresas.

Proteger y usar de forma segura los dispositivos móviles

Si tu empresa es de este sector o de otro que utilice dispositivos móviles de forma intensiva has de considerar algunas cuestiones:

  • cómo tratamos los propios dispositivos para no perderlos o dañarlos;
  • cómo se han de configurar para que sean seguros;
  • qué hacer para proteger la información que contienen, reciben y transmiten;
  • qué precauciones hay que tomar al descargar aplicaciones;
  • qué riesgos asociados tiene utilizar algunas funcionalidades como por ejemplo el GPS o el NFC;
  • cómo evitar ser infectados por malware;
  • y qué hacer cuando nos conectamos a wifis públicas.

La ejecución de las obras podría retrasarse o irse al traste si nos vemos envueltos en algún incidente de seguridad que afecte a la información que tratamos en nuestros dispositivos móviles. Las pérdidas económicas y de reputación podrían ser irreparables.

El siguiente video muestra las precauciones que has de tener para un uso seguro de los dispositivos móviles en la empresa.